Archivo de la categoría: Comunicación y lenguaje

La importancia de ver más allá de las palabras

Solemos relacionar la psicología a los test y a pruebas rarísimas que conducen a hablar sobre los trastornos, de cómo se debe actuar ante determinadas situaciones, de encontrar el momento oportuno para sacar los temas claves, etc. Pero la gran meta de cualquier psicólogo para hacer bien su trabajo es saber cómo identificar los momentos oportunos para preguntar/hablar sobre determinados temas… Y la pregunta es “¿cómo lo hacemos para notar que ese es el momento adecuado para hablarlo?”

Aquí es donde entra todo el material que he ido exponiendo a lo largo del post acerca del lenguaje (especialmente en El lenguaje no verbal) y las técnicas del lenguaje de las microexpresiones faciales de Paul Ekman. En resumen: lo que notas es el estado anímico del paciente a través de su lenguaje corporal y  no verbal; de hecho, no sólo la del paciente, sino que a gracias a esta comunicación no verbal también identificas el estado anímico de cualquier persona en cualquier contexto. Y es al saber el estado anímico de la persona cuando detectas si es oportuno (o no) hablar del tema en cuestión.

Este post tiene como objetivo hablar sobre lo importante que es la comunicación no verbal, concretamente la corporal, por su importancia en el acto comunicativo entre las personas. Un símbolo, un gesto, una posición determinada, etc. son fuente de información que recibimos de forma constante sin ser demasiado conscientes de que recibimos estos signos y suelen acompañar continuamente lo que decimos a nivel verbal; ya sea para reforzar o contradecir este mensaje.

De hecho, el lenguaje corporal es considerando tan importante que dos personas que no saben la lengua oral de la otra se podríamos hacer entender mínimamente únicamente a partir de sus gestos corporales.

Aunque sea en tono cómico, esta imagen refleja perfectamente la comunicación corporal de la que estamos hablando en este post: mira toda la comunicación que llega a haber si ni siquiera abrir la boca (algunas cara lo dicen todo por si solas).

Es por esta importancia y relevancia, además de la enorme utilidad que se puede sacar de cara a terapia y en el desarrollo de las actividades cotidianas del día a día que me propuse hacer un trabajo centrado en este tipo de comunicación.

Lo primero que destaca sobre el lenguaje corporal es el poco uso y comprensión consciente que hacemos teniendo en cuenta la enorme trascendencia que tiene en nuestras habilidades comunicativas. ¿Por qué sucede esto? De teorías (algunas de las cuales se irán viendo a lo largo del trabajo) de las que hay explican que hemos aprendido este código mediante el aprendizaje de observación e imitación desde pequeños y de su uso reiterado desde la del infancia ha llevado a una automatización de esta habilidad hasta hacerla prácticamente imperceptible. Otros, dicen que es una característica innata, que tenemos una programación de tipo biológico en los genes o en la Plasticidad cerebral que, ante un número y frecuencia de estímulos afloran y adquirimos de forma automática.

Sean cuales sean los motivos, el hecho estar en que la comunicación corporal es un tipo de lenguaje que tiene sus propias características y sus propias interpretaciones, por lo que antes de llegar a este tema habrá que hacer un pequeño bagaje sobre todos los elementos previos que tal tener controlados para poder comprender el lenguaje corporal en todo su esplendor.

Esto implica que como futuros profesionales de la psicología deberíamos dedicar parte de nuestras atenciones y esfuerzos en aprender a interpretar correctamente estos gestos y símbolos con el objetivo de entender mejor que nos dicen las personas a consulta , su estado anímico o la importancia que tienen para ellos aquel mensaje que nos están contando. Menudo en centramos demasiado en el que decimos y dejamos de lado el cómo lo decimos y qué elementos son los que utilizamos para decirlo y una de las intenciones que tiene esta reflexión es la de concienciación de estas prácticas. Hay que hacer una buena terapia, claro que sí, pero también tenemos que aprender a saber hacerla llegar y a captar cuando el receptor la ha recibido (y los cambios que esto le genera) en nuestra vida cuotidiana.

Etiquetado , , , , , ,

El lenguaje no verbal

Siguiendo la explicación que habíamos iniciado  en  la Comunicación del lenguaje , esta vez nos centraremos en  la comunicación no verbal, ya que su papel en cualquier trabajo psicológico e incluso en nuestra vida diaria es tan elemental que hemos considerado oportuno dedicarle un post.

En la Importancia del lenguaje hablábamos de lo increiblemente  complejo que puede llegar a ser el  hablar con otras personas y de la relevancia que tenía este hecho en todas las relaciones que hacemos en nuestra vida cuotidiana: pues bien, la comunicación no verbal Es la responsable de la enorme mayoría de mensajes que enviamos y recibimos cuando nos comunicamos.

 Con solo una rápida ojeada a estos gráficos vemos que el lenguaje corporal junto con el tono de voz (ambos se engloban dentro de la comunicación no verbal) sumamos más del 90% de la comunicación


La expresión comunicación no verbal hace referencia a todos los signos y sistemas de signos no lingüísticos que comunican o que tratan de comunicar. El conocimiento que tenemos hoy día sobre la comunicación no verbal es relativamente escasa y muy fragmentada; tanto es así que, a principios del siglo XXI aún no tenemos una base teórica sólida que nos permita describir y explicar con propiedad y detalles qué es la comunicación no verbal, qué sistemas la integran, cuáles son sus signos y cómo funcionan, etc. debido a la dificultad metodológica de este tipo de investigación (Serrano, 1981).

Podemos distinguir dos tipos diferentes de elementos constitutivos sobre la comunicación no verbal:

  • Los signos y sistemas de signos culturales, es decir, el conjunto de hábitos de comportamiento, ambientales y las creencias de una comunidad. También se suelen relacionar con el sistema diacrítico.
  • Los sistemas de comunicación no verbal propiamente dichos, que son el conjunto de signos que constituyen los diferentes sistemas de comunicación no verbal; el sistema paralingüístico, el cinésico o kinésico, el proxémico y el cronémico.

El paralenguaje, la cinésica, la proxémica y la cronémia son los cuatro sistemas principales de comunicación no verbal reconocidos hasta el momento. De todos ellos, los dos primeros, un fónico y el otro corporal, son considerados los sistemas básicos por su implicación directa en cualquier acto de la comunicación humana, ya que se ponen en funcionamiento a la vez que el sistema verbal para producir cualquier anunciado. Los otros dos, la proxémica y la cronémia, son concebidos como sistemas secundarios o culturales, ya que generalmente actúan como modificadores o reforzadores del significado de los elementos del paralenguaje y la cinésica (Ma certera Mancera, Ana. 2006).

 

Los principales sistemas de la comunicación no verbal

Para poder estudiar y entender correctamente toda la comunicación no verbal, necesario hablar individualmente de los principales sistemas. Es por este motivo que a continuación nos disponemos a exponer las principales peculiaridades y características de cada uno:

 1) El sistema paralingüístico

Está formado por las cualidades físicas del sonido, como el tono, el timbre, la duración, la cantidad y la intensidad, y los modificadores fónicos o de tipo de voz. Dependiendo del control que ejercemos sobre la voz podemos aportado cualquier expresión oral con componentes que, convencionalmente, pueden determinar la información que se desea o matizar el contenido / sentido de un anunciado.Por ejemplo, una expresión como “sé lo que quieres decir” poder comunicar comprensión,  alegría o rabia según el tono que se use o la duración de alguna de las palabras. 

Algunas reacciones fisiológicas o emocionales, como la risa, suspirar, gritar, la tos, escupir, estornudar, etc. producen sonidos que contienen ciertos componentes comunicativos que varían entre las diferentes culturas.

Se tratan de signos sonoros, conscientes o inconscientes, que tienen un gran rendimiento funcional. También sirven para indicar ironía; por ejemplo, (tos) + “Qué bien habla!”, (bostezo) + “que entretenido!”.

 También tenemos que destacar los elementos considerados “casi-léxicos”; Son vocalizaciones y consonantizaciones de escaso contenido léxico, pero de gran valor funcional, como los clásicos Ay! Uy! Aja !, las onomatopeyas Miau, Croac y muchos otros sonidos Uff, Ajjj, Uaaaah, Ouu, …

Por último, cabe recordar que la ausencia de sonido también comunica.

En distinguimos:
– La pausa, que tiene como función principal regular el cambio de turno, indicar el final de un y el principio comienzo del otro.
– Los silencios, que por su parte, pueden ser confirmadores del enunciado previo o venir generados por errores en los mecanismos interactivos tales como el cambio de hablante, el de corrección y el de respuesta de la pregunta. También se pueden dar por motivos de reflexión, de dudas, etc.

 2) El sistema cinésico

Está formado por los movimientos y las posturas corporales que comunican el significado de los anunciados verbales, incluyendo aspectos tan relevantes como la mirada o el contacto corporal. (L. Birdwhistell , R. 1952).

De forma general, se pueden distinguir tres categorías básicas de signos cinésicos; los gestos / movimientos faciales y corporales, los modos o formas convencionales de realizar estos movimientos o acciones y las posturas estáticas comunicativas.

Sin embargo, de los tres grupos, el más estudiado es el primero y se tiene en cuenta los gestos, las formas y las posturas:

a) Los gestos son movimientos psicomusculars con valor comunicativo. Los agrupamos en dos categorías:

  • Gestos faciales, realizados fundamentalmente por los ojos, las cejas , la frente , la nariz , los labios , la boca y la barbilla
  • Gestos corporales, realizados fundamentalmente por la cara , el hombro , los brazos , las manos , los dedos, las caderas , las piernas y los pies. Es difícil encontrar estos gestos de forma aislada cuando los producimos, ya que normalmente es que actúen en combinación y coestructuración, con varios órganos actuando de forma simultánea. Por ejemplo, cuando hacemos un saludo con la mano levantamos el brazo y movemos la mano, levantamos (aunque sea ligeramente ) las cejas, arrugamos la frente y realizamos una sonrisa.

b) Las formas son las formas en que se hacen los movimientos, las posturas y, en general, cómo se realizan los actos no verbales de la comunicación. En distinguimos las formas gestuales y de posturas (como se han de identificar y describir) y las maneras de realizar los hábitos de comportamiento corporal.

c) Las posturas son las posiciones estáticas que adopta o que puede adoptar el cuerpo humano y que comunican, ya sea de forma activa o pasiva. Son signos que forman parte de los gestos, ya que su significado puede variar dependiendo de la postura final, pero también llegar a funcionar como signos comunicativos independientes. 

3) El sistema proxémico  

Está conformado por los hábitos relativos al comportamiento, al ambiente ya las creencias de una comunidad que tienen que ver con la concepción, el uso y la distribución del espacio y con las distancias culturales que mantienen las personas en interacción. Se consideran signos proxémicos culturales la distribución que hacemos los seres humanos de los espacios naturales y el comportamiento de las personas respecto al uso del espacio. (L. Birdwhistell, R. 1952) 

En relación esto se estudia la proxemia interaccional, a través de las cuales se establecen las distancias a las que las personas de una comunidad realizan diferentes actividades interactivas / comunicativas y el sentido cultural de la intrusión o violación de la territorialidad y la privacidad.  

4) El sistema cronémico 

Y, finalmente, el tiempo también comunica. Lo hace de forma pasiva, ofreciendo información cultural, modificando o reforzando el significado de los elementos de los otros sistemas de la comunicación humana. Su estudio se ha denominado cronémica, que se define como la concepción, la estructuración del tiempo social y el tiempo interactivo (Cestero y Gil, 1995). 

En general se pueden hablar de tres categorías dentro del estudio del tiempo: el tiempo conceptual, el tiempo social y el tiempo interactivo. 

– Forma parte de lo que llamamos como tiempo conceptual los hábitos de comportamiento y las creencias relacionadas con el concepto que tienen del tiempo las diferentes culturas. En distinguimos conceptos como puntualidad / impuntualidad, la tardanza, un momento, un rato, mucho tiempo, eternidad,… 

– El tiempo social, que depende de forma directa de lo anterior, está constituido por los signos culturales que muestran el manejo del tiempo en las relaciones sociales. Se deriva la estructuración diaria de actividades tales como desayuno, comida, merienda, cena u otros momentos determinados para realizar las actividades sociales. 

– Por último, se incluye dentro del tiempo interactivo la mayor / menor duración de signos de otros sistemas de comunicación que tienen valor informativo. Por ejemplo, la duración de los sonidos de algunas palabras, de algún gesto o pausa, con las connotaciones que conlleva, o el aumento de velocidad en la emisión de un enunciado como “no pueden hacerlo así, se debe hacer de esta manera… “, que disminuye su efecto crítico o corrector.

Etiquetado , , , , , , , ,

La comunicación del lenguaje

Cuando explicábamos que es el lenguaje en la Importancia del Lenguaje, su definición era de la “la facultad de poder comunicarnos”. ¿Pero en qué consiste la comunicación? ¿Realmente sabemos todo lo necesario acerca de este tema? En este post nos vamos a centrar en la comunicación, sus características y sus modos de interacción.

La comunicación es el intercambio de información entre sujetos u objetos; incluye temas técnicos como la telecomunicación, y temas sociales, como el periodismo, la publicidad, el audiovisual y los medios de comunicación de masas. Es por eso que la competencia comunicativa es la capacidad de transmitir con éxito un mensaje usando el medio adecuado y de entender los que otros emiten. El término comunicación también se usa a menudo en el sentido de transporte como, por ejemplo, la comunicación entre dos ciudades mediante el tren.

La comunicación se suele entender como intercambio de mensajes a partir del uso de la lengua: en este sentido también se entiende como una conducta que realizamos las personas a partir de las cuales se puede iniciar un estudio, una investigación amplia de sus límites para incluir los efectos de la conducta sobre los demás. (Miguel Aguado, Alfredo. Nevares Heredia, Lourdes, 1995).

La comunicación incluye temas técnicos, temas sociales y las competencias comunicativas

 El estudio de la comunicación humana se suele agrupar en tres áreas:
1. Sintáctico: Relativo al modo en que se transmite la información
2. Semántica: Significado de signos y símbolos de la comunicación
3. Pragmática: ¿Cómo afecta la comunicación en la conducta? (Toda conducta y no sólo el habla es comunicación y toda comunicación afecta a la conducta)

La principal propiedad de la conducta comunicativa es que es imposible no comunicarse: sea con actividad o inactividad, palabras o silencio, siempre hay un valor de mensaje comunicativo. Una serie de mensajes intercambiados entre personas recibirá el nombre de interacción. Toda comunicación implica un compromiso que termina definiendo la relación / interacción; una comunicación no sólo transmite información sino que, al mismo tiempo, transmite conductos.

Cuando hablamos de la comunicación, podemos distinguir entre:
• Referenciales: es el que transmite la información (contenido del mensaje).
• Conativos: se refiere a que el mensaje debe ser entendido (la relación entre los comunicantes)

Dentro de estos dos puntos, cabe destacar que distinguimos entre la información (los datos propiamente dichas) y la información sobre esta información (instrucciones a seguir de estos datos).

 Para un observador, una serie de comunicaciones pueden entenderse como una secuencia ininterrumpida de intercambios. Sin embargo, quien participa en esta interacción siempre introducen la ” puntuación de la secuencia de los hechos”. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que hay un orden dentro de esta secuencia de comunicación entre los interlocutores. Un claro ejemplo al respecto sería el código matemático.

Finalmente, para acabar con este post sobre la comunicación, para hablar de comunicación digital y la comunicación analógica. Los seres humanos se comunican tanto digital como analógicamente. El lenguaje digital cuenta con una sintaxis lógica sumamente compleja y poderosa pero le falta la semántica adecuada en el campo de la relación, me entra que el lenguaje analógico posee la semántica pero no una sintaxis adecuada para la definición inequívoca de la naturaleza de las relaciones. Los humanos son el único organismo que utiliza tanto los métodos de comunicación analógicos como analógicos. (Wackslawick, 1958).

Como utilizamos una palabra para nombrar algo, resulta obvio que la relación entre este nombre y la cosa nombrada está arbitrariamente establecida. Las palabras son signos arbitrarios que se manejan de acuerdo con la sintaxis lógica del lenguaje (por ejemplo, no existe ningún motivo para el que las tres letras de “gato” denoten hacia un animal con particular). Este lenguaje, por tanto, recibe el nombre de comunicación digital. ¿Qué es, pues, la comunicación analógica? La respuesta es bastante simple: virtualmente, todo lo que sea comunicación no verbal. (P. Beaver, y Jackson Don D. 1967). Y es en esta última en la que nos centraremos en el siguiente post, ya que la comunicación no verbal es una de las herramientas básicas de todo psicólogo para poder hacer su terapia.

 

Etiquetado , , , , ,

La importancia del lenguaje

¿Qué sería de nuestro mundo sin la capacidad de comunicarnos los unos con los otros? No me refiero a las nuevas tecnologías, como Youtube, Facebook o Whattsapp sino a la capacidad de hablar con nuestros seres queridos o las personas de nuestro alrededor.

El lenguaje es considerado la facultad de poder comunicarnos con nuestros iguales mediante el uso de un determinado sistema o código de signos interpretable tanto para el emisor como el receptor.

Es considerado una de las habilidades más importantes de las que dispone el ser humano, ya que nos permite organizarnos con los miembros de nuestra comunidad / estructura y comprende las diferentes categorías temporales (pasado, presente, futuro). También sirve para que podamos referirnos a espacios y situaciones sin la necesidad de realmente estar en ellos, permite expresar los pensamientos, sentimientos e ideas propias, etc. El lenguaje no es un elemento característico únicamente de los humanos ya que hay especies animales que también lo tienen. En la especie humana, ha llegado a niveles de complejidad más elevados.

El lenguaje permite, entre otras cosas, que el hombre tenga la percepción de sí mismo, nos permite hablar de forma literal o simbólica de las relaciones de causa-efecto, las relaciones de importancia y relevancia, etc. Para hacer posible el lenguaje las personas utilizamos de forma automatizada grandes áreas del cerebro, principalmente el área de Broca (encargada de la comprensión) y el área de Wernicke (encargada de la producción). Finalmente, las áreas relacionadas con la memoria son las encargadas de almacenar los diferentes signos propios de cada lengua.

Las áreas del lenguaje están conectadas entre sí desde distintos puntos del cerebro

Cuando intentamos hablar de las funciones del lenguaje nos encontramos con dos modelos diferentes: el de Roman Jakobson y el de Friedemann Schulz von Thun.

Roman Jakobson

-Función referencial: En aludir al contexto donde tiene lugar la comunicación.
-Función expresiva: Comunicar una idea que tiene el emisor
-Función conativa: Conseguir un efecto determinado por parte del receptor
-Función fática: Llamar la atención del receptor, restablecer la comunicación.
-Función metalingüística: Hablar sobre el mismo lenguaje.
-Función poética: Embellecer el mensaje, como ocurre en la literatura.

Friedemann Schulz von Thun

Factual: es el contenido explícito del mensaje o la proposición que se deriva.
-Expresiva: el mensaje siempre indica algo del emisor
-Relacional: el mensaje revela como es percibido el receptor por parte del emisor
-Apelativa relativa: intención del mensaje, que se pretende del receptor

Deberíamos distinguir entre el lenguaje oral y el lenguaje no verbal: aunque ambos están sujetos a las funciones descritas por Roman y Friedemann siguen patrones distintos de comunicación y transmiten información des de canales sensoriales distintos. Este es un tema con el suficiente material como para redactar otro blog, de modo que solo comentare de pasada que, los dos tipos de lenguaje, se complementan, actúan en coordinación y de modo simultáneo para poder dar todos los matices lingüísticos que llegamos a tener mientras hablamos con otras personas (¿te suena esa sensación de mirar a tu mejor amigo/a y, con solo decir una sola palabra, os habéis entendido perfectamente? ¡Eso sucede gracias a que los dos tipos de lenguaje han hecho su función correctamente!).

En definitiva, sin el lenguaje nuestra especie seguramente no hubiera sido capaz de llegar a los niveles de sofisticación, organización social, normativa legal y coordinación que tenemos entre los distintos países actualmente.

Etiquetado , , , , , , , ,