Archivo de la categoría: Invitados Especiales

Qué es la Psicología del Deporte?

Futbol, baloncesto, tenis, ciclismo, natación, motociclismo…. En todos los deportes alguna vez hemos oído frases como “el equipo hoy se encuentra motivado y tiene opciones de ganar”, “perdí el punto por falta de concentración”, “estudio a sus rivales, antes de escaparse para conseguir la victoria”, “visualizó la trayectoria antes de efectuar el golpe”… Cantidad de ejemplos vinculan con o sin intención el deporte con la psicología. Y es que probablemente, el deporte es el fenómeno social más importante e influyente del siglo XX y de esta pequeña parte del siglo XXI en el que vivimos.

El deporte, en más o menos cantidad y frecuencia afecta a la vida de las personas, ya sea desde una óptica interna; como practicantes, entrenadores, árbitros o jueces y/o directivos, como desde un punto de vista más externo; como los profesionales de las CAFD (Ciencias de la actividad física y del deporte), espectadores y/o aficionados (Cruz, J. 2001). Los procesos psicológicos básicos (la atención, la percepción, el aprendizaje, la memoria, el pensamiento, el lenguaje, la motivación y la emoción) así como también los procesos psicológicos superiores (la abstracción, el pensamiento, el lenguaje, la toma de decisiones, la actitud y la imitación) están presentes en cualquier situación deportiva de cualquier deporte. Entonces no es nada extraño que las interacciones que se producen y/o desarrollan en los contextos deportivos, tengan o despierten un cierto interés des de un punto de vista psicológico, debido a la interacción que se produce de los procesos psicológicos básicos y superiores, en dichas situaciones deportivas.

La PAFD (Psicología de la actividad física y del deporte), se ocupa del estudio del comportamiento humano en el ámbito de la actividad física y del deporte procurando el desarrollo de las personas que intervienen en estos contextos tanto en su maduración personal como en su rendimiento.  Como ciencia psicológica la PAFD se sitúa en el ámbito aplicado de la psicología, recibiendo aportaciones de disciplinas “hermanas” como son la psicología clínica, la psicología del aprendizaje, la psicología de la motivación, la psicobiología, la psicología del desarrollo o la psicología de la educación, entre otras. La labor de la PAFD es aportar estos conocimientos para una mejor comprensión e intervención en el contexto de la actividad física y el deporte (Dosil, J. 2003).

Las demandas y necesidades que tienen los deportistas y las personas relacionadas con el contexto deportivo cuando acuden a un profesional de la PAFD, gira siempre en torno a dos posibilidades de servicio; se suele acudir a la figura del Psicólogo del deporte cuando se tiene un problema, o la otra posibilidad, para entrenar habilidades y / o capacidades que permitan mantener o aumentar el rendimiento. Dosil (2003), clasifica estas dos posibilidades de servicio en 3 niveles diferentes de intervención/asesoramiento/ formación, siendo el primero el más superficial y el tercero el más profundo:

NIVEL 1: Resolución de problemas. Por ejemplo, problemas para dormir antes de las competiciones, en este caso se enseñaría una técnica de relajación que sea efectiva y el deportista pueda solucionar el problema.

NIVEL 2: Entrenamiento mental básico. Estrategias psicológicas que permitan rendir mejor. Por ejemplo, se utiliza para prevenir problemas, dotando al deportista con un conjunto de habilidades para dormir bien antes de la competición, para controlar su nivel de activación, para mantener la concentración, etc.

NIVEL 3: Alto rendimiento mental. Conseguir el máximo control mental del deportista. Por ejemplo, como tener la capacidad de dormir en cualquier situación aunque tenga un compañero que ronque, haya ruido en la calle, tenga poco tiempo, etc. Sin embargo, este tercer nivel, debido a la implicación que supone por parte del deportista y también su coste a largo plazo, no es un servicio muy frecuente.

Los niveles 1 y 2 son los más conocidos y la mayor parte de la literatura hace referencia a ellos, asumiendo que los deportistas acuden al Psicólogo del deporte, para solucionar problemas personales o deportivos, o para entrenar habilidades que les permitan mantener o aumentar su rendimiento. La limitación de estos niveles está en el hecho de que sólo se consigue cierta mejora, siendo la psicología un elemento que complementa, en el caso del deportista, por ejemplo, su preparación física y le ayuda a tener más bienestar y calidad de vida.

didacmembri@gmail.com
@DidacPsiSport
Etiquetado , , , , ,

Acoso Escolar, una pequeña pincelada del informe Cisneros VII

Das asco, nadie te quiere, no tienes amigos”. Tienes solo 7 años, estas acorralado en la pared de una pequeña plaza al lado de tu escuela y 6 niños te rodean y te repiten estas palabras. Durante años lo crees, te conviertes en una persona rota, esa cicatriz se queda ahí contigo y solo quieres desaparecer de este mundo.

Con los años, la percepción del acoso escolar se ha ido transformando de una mera y simple persecución física continua (cosa que sucede en el menor número de los casos) a una persecución psicológica constante.

El año 2005, Iñaki Piñuel y Araceli Oñate, redactaron el Informe Cisneros VII “Violencia y acoso escolar”, un estudio de una población concreta del cual me gustaría resaltar los 8 tipos de conductas que ellos diferenciaron.

  1. Comportamiento de desprecio y ridiculización.
  2. Coacciones
  3. Restricción de la comunicación y ninguneo.
  4. Agresiones físicas.
  5. Comportamiento de intimidación y amenaza.
  6. Comportamiento de exclusión y bloqueo social.
  7. Comportamiento de maltrato y hostigamiento verbal.
  8. Robos, extorsiones, chantajes y deterioro de pertenencias.

En la situación concreta que he expuesto al principio del post, podemos observar claramente al menos 4 de las conductas propuestas por los autores.  Diré que concretamente y como víctima de la situación considero presentes las conductas 1,5, 6 y 7.

Con esto pretendo mostrar que en una sola situación de acoso, pueden darse lugar muchas conductas de acoso que percibidas por el niño van afectando a diversos puntos de su psique.

Otro punto clave que me gustaría resaltar son los criterios diagnósticos propuestos por estos autores:

  • Existencia de una o más conductas de hostigamiento intencional.
  • Repetición de la conducta, evaluada por la víctima como intencional y sistemática dentro del entorno escolar.
  • Duración en el tiempo y establecimiento de un proceso que afecta a la vida de la víctima.

Para el último punto que me gustaría tratar en relación al informe escrito por Piñuel y Oñate, es necesario remarcar la última característica y sus implicaciones. Un proceso que afecta a la vida de la víctima, implica un empeoramiento de la calidad de vida presente y en muchos casos en que el acoso no se identifica a tiempo también en la calidad futura. Una mala identificación, una identificación tardía o una no-identificación (entre otras posibles situaciones) puede llevar a un conjunto secuelas psicológicas y afectaciones psicopatológicas.

En la muestra (N=4600) evaluada en Cisneros VII, estas fueron las  secuelas psicológicas y sus porcentajes de incidencia:

  • Síndrome de Estrés Postraumático (35%)
  • Depresión (36%)
  • Flashbacks/Terror (40%)
  • Ideación suicida o Autolisis (15%)
  • Baja Autoestima (36%)
  • Ansiedad (36%)
  • Somatizaciones (14%)
  • Autoimagen negativa (37%)
  • Introversión Social (25%)
  • Distimia (30%)

Vemos con esta información, hasta que nivel las situaciones de acoso escolar pueden afectar a la vida y la salud de las víctimas. Si a esto le sumamos el hecho que en el estudio entre un 40 y un 58% de las víctimas no se percibían como tal, podemos suponer que en una gran parte de los casos, encontraremos un intento activo de aparentar un bienestar que no se posee. A mi parecer, y basado en mi propia experiencia, este aparente bienestar puede entonces causar que las secuelas no se perciban a tiempo y que hayan dado lugar a un empeoramiento de las afectaciones psicopatológicas del niño.

En base a esta información considero muy necesario fortalecer las políticas contra el acoso escolar y endurecer las leyes para la defensa de las víctimas, así como la gran necesidad de hacer evaluaciones periódicas en todos los ambientes escolares para intentar minimizar las situaciones de acoso. Esto a su vez se traduciría en un incremento en la calidad de vida de los niños víctimas de acoso, así como de los futuros adultos en los que se acabaran convirtiendo. Este aumento en la calidad de vida, siendo muy optimista, dejando de lado la carga emocional y mirándolo desde un punto de vista estrictamente pragmático, una mejora en el nivel de vida de estos niños podría llevar incluso en un ahorro económico a nivel familiar (en mayor grado) y a nivel estatal (en un grado menor).

Finalmente, y como víctima de acoso durante años, me gustaría acabar este post animando a todos aquellos que han sufrido o sufren estas situaciones a salir del bucle y contar su situación, así como a los espectadores pasivos que observan a diario estas situaciones.

PsychoBard

Etiquetado , , , , , , , ,

Introducción a la sección Invitados Especiales

Desde Ciencia Políticamente Incorrecta tenemos el placer de inaugurar la nueva sección de “Invitados Especiales”.

En Ciencia Políticamente Incorrecta acabamos de inclinarnos por ampliar nuestro contenido didáctico, intentando traer nuevas voces y nuevos contenidos a nuestro blog. Es por eso que en este nuevo apartado tenemos la intención de poner post e informaciones de otros profesionales que no forman parte del equipo principal de este blog pero que quieren compartir sus conocimientos con todos nosotros ocasionalmente.

Ciencia Políticamente Incorrecta une a científicos de distintas profesiones para crear la sección “Invitados Especiales”

La idea está en que, mientras tengan una base de rigor, pueden hablar de cualquier tema científico, sin censuras ni filtros de ningún tipo. En algunas ocasiones, los colaboradores prefieren dejar su firma y datos personales, en otras optan por ayudarnos de forma totalmente anónima; no importa, porque la cuestión reside en el hecho de enriquecer lo máximo posible el contenido de Ciencia Políticamente Incorrecta.

Intentaremos que haya el máximo de variedad posible, como biólogos, farmacéuticos, fisioterapeutas… así como otros psicólogos o físicos distintos a nosotros. Estos nuevos especialistas y profesionales contaran como nuestros Invitados Especiales en el blog, personas que, al igual que nosotros, quieren compartir algunos de sus conocimientos científicos con los lectores de este blog. Al depender de terceras personas, no sabemos cada cuando tendremos contenido nuevo en “Invitados Especiales” pero hemos valorado que la iniciativa vale la pena.

Gracias a todas las personas que, voluntariamente, han decidido ayudarnos para poder empezar esta nueva sección. Queridos lectores, esperamos que este contenido complementario sea de vuestro agrado e interés.

Etiquetado , , ,