Archivo del Autor: cienciapoliticamenteincorrecta

La Teoría de la Mente

Estas caminando por la playa al atardecer cuando de repente pasa un chico corriendo a toda velocidad. El chico está haciendo ejercicio y se le ve notablemente sudado, de modo que te quedas un rato mirando como sigue corriendo hasta que, por mala suerte, se tropieza y se cae al suelo. Empieza a gritar de dolor y se sujeta su tobillo muy fuertemente. Ante esta situación no dudas ni un instante: rápidamente te diriges a ayudar al pobre corredor. ¿Qué es lo que acaba de ocurrir?

Pues que hemos deducido que el corredor se ha hecho daño en el tobillo al caer y hemos ido a socorrer-lo porque creemos que necesita ayuda. ¿Qué pasaría si no tuviésemos la capacidad de hacer este razonamiento? ¿Cómo hemos podido deducir que esa persona se ha hecho daño? ¿Qué nos impulsa a pensar que ese chico puede necesitar ayuda?  Precisamente de eso, queridos lectores de CienciaPoliticamenteIncorrecta, trataremos en este post. En esta ocasión hablaremos de una de las teorías que más han influenciado la psicología de las relaciones sociales: la Teoría de la Mente.

La Teoría de la Mente es una expresión que utilizamos para definir la capacidad de poner-se en el sitio de otra persona, de imaginar-se que piensa y que siente, así como entender y anticipar-se a su comportamiento. Es lo que, coloquialmente, entendemos como “la capacidad de leer la mente”. Esta capacidad nos permite identificar y explicar las intenciones que hay detrás del lenguaje o la conducta de una persona (por ejemplo, en el uso de las metáforas o las ironías).

La capacidad de comprender los estados mentales de las otras personas se adquiere de forma natural y espontánea alrededor de los 5 años de edad siempre y cuando el niño/a haya recibido la estimulación adecuada a lo largo de su vida y que no tenga ningún problema o dificultad en su neurodesarrollo (test de la falsa creencia de Sally y Ann). En este sentido, des de la niñez desarrollamos en mayor o menor medida las habilidades de teoría de la mente (a excepción de ciertos trastornos o condiciones que tienen una afectación en esta capacidad).

La Teoría de la Mente nos permite deducir intenciones ocultas en el lenguaje,
como la ironía o los sarcasmos.

Tener una teoría de la mente nos proporciona un mecanismo preparado para entender el comportamiento social. Podríamos predecir que si a una persona no tiene una teoría de la mente, es decir, si a una persona tuviera una “ceguera” ante la existencia de estados mentales, el mundo social resultaría bastante caótico. En el peor de los casos, esta incapacidad podría llevar a la persona a tener poca o nula interacción social con otras personas, no porque carezcan de interés social sino porque tienen una dificultad tan elevada en mantener estas relaciones sociales que terminan por evitar-las.

 

Un alto porcentaje del pensamiento humano parece estar dedicado a la comprensión y explicación de nuestros propios estados mentales y de los otros (Baron-Cohen, 1995)

Hemos entendido que es la teoría de la mente y de que nos sirve. Pero… ¿qué nos pasa cuando tenemos un problema de habilidades mentalistas? Pues el científico Baron-Cohen (1999) destaco las siguientes afectaciones a las funciones sociales y comunicativas ante un déficit de lectura mental:

  • Falta de sensibilidad hacia los sentimientos de otras personas
  • Incapacidad para tener en cuenta lo que otra persona sabe
  • Incapacidad para hacer amigos “leyendo” y respondiendo a intenciones
  • Incapacidad para “leer” el nivel de interés del oyente por nuestra conversación
  • Incapacidad para detectar el sentido figurado de la frase de un hablante
  • Incapacidad para anticipar lo que otra persona podría pensar
  • Incapacidad para comprender malentendidos
  • Incapacidad para engañar o comprender el engaño
  • Incapacidad para comprender las razones que subyacen a las acciones
  • Incapacidad para comprender reglas no escritas o convenciones
  • Incapacidad para engañar o comprender el engaño

Así pues, las habilidades sociales asociadas a la teoría de la mente resultan imprescindibles para una buena adaptación a un entorno social, ya sea simple (entre dos personas) o complejo (las relaciones de masas). En este sentido, no podemos finalizar este post sin citar las implicaciones de esta teoría en el autismo. La Teoría de la Mente, junto a otras como las disfunciones ejecutivas, explica  la mayor parte de las conductas extrañas que presentan las personas con autismo y una mayor comprensión de las deficiencias mentalistas del autismo puede ayudar a profesionales y familiares a mejorar algunas de estas conductas.

¡Ahora llega tu turno! ¿Crees que las habilidades mentalistas son realmente tan importantes para la comunicación? ¿Cómo podrías potenciar nuestras propias habilidades mentalistas? No dudes en participar, preguntar cualquier cosa y en dejar tu comentario.

Muchas gracias y hasta la próxima

Jaume J.

 

Materiales consultados

  • Simon Baron-Cohen, Autismo y Síndrome de Asperger, Alianza Editorial, S.A Madrid, 2016
  • Isabel Paula, La Ansiedad en el Autismo, Alianza Editorial, S.A Madrid, 2015, 2017
  • Domingo Gómez, B. y Palomares Ruiz, A.: “La necesidad de nuevas estrategias metodológicas en la educación inclusiva del alumnado autista”, en ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, Nº 28, 2013. (Enlace web: http://www.revista.uclm.es/index.php/ensayos ‐ )
Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

Teoría de la disfunción ejecutiva

¿Qué son las funciones ejecutivas?

Las funciones ejecutivas son un constructo en el que se acogen muchas y diferentes funciones, como las habilidades de planificación, memoria de trabajo, inhibición y control de impulsos, cambio de foco atencional, flexibilidad y autorregulación de la acción, entre otras. Esto pues, las funciones ejecutivas se entienden como un cúmulo de procesos componentes que trabajan conjuntamente relacionadas con la organización de la acción y del pensamiento.

Los problemas internos son el resultado de la representación mental de actividades creativas y conflictos de interacción social, comunicativos, afectivos y motivacionales nuevos y repetidos. (Papazian te al). Los problemas externos son el resultado de la interacción entre el individuo y su entorno. La meta de las funciones ejecutivas es solucionar estos problemas de una manera eficaz y aceptable para la persona y la sociedad’. (Tirapu- Ustárroz).

Las funciones ejecutivas, históricamente, se han situado en el lóbulo frontal del cerebro, y más específicamente en el córtex prefrontal, donde parece situarse el ‘lugar de mando’ que organiza y coordina, obviamente, con la amplia interconexión de otras muchas regiones encefálicas (la corteza de asociación posterior, la corteza premotora, los ganglios basales, el tálamo, el hipotálamo, el hipocampo, la amígdala, la corteza cingulada, los núcleos del tallo cerebral y el cerebelo). La adquisición de las funciones ejecutivas se inicia de manera temprana en el desarrollo (aproximadamente desde el año de edad) y se desarrolla lentamente, con dos picos a los 4 y a los 18 años; después se estabiliza y declina en la vejez.

El aumento de volumen del córtex prefrontal es lento hasta la edad de 8 años, rápido entre los 8 y los 14 años y, de ahora en adelante, se estabiliza hasta adquirir los valores del adulto hacia los 18 años. Las funciones ejecutivas están alteradas en pacientes con daño adquirido en los lóbulos frontales y en un amplio rango de trastornos del desarrollo que se relacionan con déficit congénitos en los lóbulos frontales.

Una disfunción ejecutiva dificulta a la persona traer una vida independiente y tener un comportamiento consistente, pues afecta a funciones de orden superior como la toma de decisiones, las habilidades mentalistas, la resolución de problemas, la regulación emocional, la generalización de los aprendizajes, la adaptación a situaciones imprevistas y nuevas, etc., que son indispensables para funcionar de manera socialmente adaptada.

Las funciones ejecutivas trabajan conjuntamente para organizar nuestro pensamientos

Afectaciones relacionadas a una disfunción ejecutiva

Al tener una disfunción ejecutiva, las personas con autismo suelen presentar los siguientes problemas:

  • Problemas de planificación: Las personas con autismo (niños, adolescentes y adultos) presentan déficit de planificación comparados con personas de desarrollo normal y con personas con otros trastornos que no se asocian a discapacitado intelectual
  • Problemas de flexibilidad cognitiva: hacen referencia a la habilidad para cambiar a un pensamiento o acción diferente en función de los cambios que ocurren en las situaciones o contextos. Las estereotipias, la rigidez e inflexibilidad cognitiva y conductual, la insistencia en la invariancia ambiental, los rituales y rutinas, las ecolàlies son los indicadores conductuales más íntimamente relacionados con las funciones ejecutivas. Una flexibilidad cognitiva pobre se caracteriza también por dificultades en la regulación y modulación de los actos motores.
  • Problemas de inhibición de respuesta: la inhibición de acciones no deseadas que se están ejecutante o la inhibición de comportamientos prepotentes son uno de los procesos mentales imprescindibles para la regulación y el control del comportamiento, su flexibilidad y adaptación. La alteración de estos procesos de inhibición puede convertirse en el sustrato psicológico del comportamiento repetitivo y estereotipado, y el deseo de invariancia de las personas con TEA. Si la persona no es capaz de inhibir pensamientos o acciones antes o durante el ejercicio de una actividad, tenderá a la rigidez y la persistencia, como si no fuera propietaria de su capacidad para parar y dirigir su conducta en otra tarea.
  • Problemas en habilidades mentalistas: entendemos habilidades mentalistas como esta capacidad que tenemos las personas de atribuir estados mentales y emocionales a los otros, poder anticipar sus comportamientos, sus intenciones, intuir o saber aquello que los motiva; en definitiva, leer sus mentes. Esta habilidad mentalista es imprescindible para sobrevivir en el mundo social, para relacionarnos, tener amigos, convivir con la familia, coordinarnos con otras personas, cooperar con otros, engañarlos, enfrentarnos a ellos, competir, disfrutar de una relación, etc.

A pesar de que los problemas en las habilidades mentalistas se explican mejor gracias a la Teoría de la Mente, el cierto es que  requieren de procesos cognitivos relacionados con las funciones ejecutivas,  de forma que no pueden atribuirse únicamente a la inferencia de los estados mentales y emocionales de los otros.

Las funciones ejecutivas como teoría explicativa de la conducta TEA

No podíamos finalizar un post acerca de la teoría de las funciones ejecutivas sin antes mencionar su gran aplicabilidad en el tratamiento del trastorno del espectro autista.

Recordemos que el trastorno del espectro autista (TEA) es el término que se utiliza para dar cuenta de las diferentes manifestaciones de gravedad del autismo; es un trastorno del neurodesarollo que se caracteriza por alteraciones cualitativas en la interacción social recíproca y en la comunicación, y por la presencia de conductas repetitivas e intereses restringidos.

Para entender y adaptar mejor a las personas autista, se han creado múltiples teorías para facilitar su terapia y dos de las más conocidas son, por un lado, la hipótesis del déficit en teoría de la mente (que trataremos más adelante en este blog) y, por otro lado, la teoría de la disfunción ejecutiva, indicando que esta teoría ha tenido un gran impacto a la hora de comprender a nivel psicológico un montón de procesos cognitivos y mentales imprescindibles para poder seguir con nuestro día a día.

Materiales consultados:

  • Simon Baron-Cohen, Autismo y Síndrome de Asperger, Alianza Editorial, S.A Madrid, 2016
  • Martos-Pérez J, Paula-Pérez I. Una aproximación a las funciones ejecutivas en el trastorno del espectro autista. Rev Neurol 2011; 52 (Supl 1): S147-53.
  • Martos-Pérez Intervención educativa en autismo desde una perspectiva psicológica REV NEUROL 2005; 40 (Supl 1): S177-S180
Etiquetado , , , , , , , ,

Introducción al Autismo (trastorno del espectro autista)

Prácticamente todo el mundo ha oído a hablar de él, suele aparecer en los medios de comunicación y es uno de los temas biopsicosociales más investigados alrededor del mundo… y aún así, se trata de una de las condiciones clínicas que la gente menos entendemos. Es por esto que encontramos interesante hablar un poco sobre el autismo.

Es importante aclarar que el Trastorno del Espectro Autista incluye a un amplio abanico de distintas conductas, perfiles y especificaciones… de hecho, hay tanta variabilidad entre las distintas personas que se engloban dentro de los TEA que resulta totalmente imposible incluirlos todos en un solo post de introducción. En vez de eso, en este texto nos centraremos en los criterios diagnósticos actuales del manual DSM-5, la prevalencia del TEA y los principales factores de riesgo asociados a esta condición.

  1. Criterios diagnósticos según el manual DSM-5

El DSM es un manual que da una estructura organizativa revisada y reconoce los síntomas que abarcan varias categorías de diagnóstico, proporcionando una nueva perspectiva clínica en el diagnóstico. Proporciona evaluaciones dimensionales para la investigación y validación de los resultados clínicos. El DSM-5 se llama así porque es la quinta revisión de dicho manual y es la versión que actualmente tenemos en rigor.

Según el manual, los criterios diagnósticos que engloban las especificaciones TEA són:

1. Deficiencias persistentes en la comunicación e interacción social en diversos contextos:

A.1. Deficiencias en la reciprocidad socioemocional; por ejemplo:

  • acercamiento social anormal
  • fracaso de la conversación normal en ambos sentidos
  • disminución en intereses, emociones o afectos compartidos
  • fracaso en iniciar o responder a interacciones Sociales

A.2. Deficiencias en las conductas comunicativas no verbales utilizadas en la interacción social; por ejemplo:

  • comunicación verbal y no verbal poco integrada
  • anomalías del contacto visual y del lenguaje corporal
  • deficiencias de la comprensión y el uso de gestos
  • falta total de expresión facial y de comunicación no Verbal

A.3. Deficiencias en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de las relaciones; por ejemplo:

  • dificultades para ajustar el comportamiento en diversos contextos sociales,
  • dificultades para compartir juegos imaginativos o para hacer amigos,
  • ausencia de interés por otras personas

Importante: siempre debemos especificar la gravedad actual:

La gravedad se basa en deterioros de:

  • la comunicación social
  • los patrones de comportamiento restringidos y repetitivos

 

2. Patrones de comportamiento, intereses i actividades restringidas i estereotipada:

B.1. Movimientos, utilización de objetos o habla estereotipados o repetitivos; por ejemplo:

  • estereotipias motoras simples
  • alineación de los juguetes
  • cambio de lugar de los objetos
  • ecolalia
  • frases idiosincrásicas

B.2. Insistencia en la monotonía, excesiva inflexibilidad de rutinas o patrones ritualizados de comportamiento verbal o no verbal; por ejemplo:

  • gran angustia frente a cambios pequeños
  • dificultades con las transiciones
  • patrones de pensamiento rígidos
  • rituales de saludo
  • necesidad de tomar el mismo camino

B.3. Intereses muy restringidos y fijos que son anormales en cuanto a su intensidad o foco de interés; por ejemplo:

  • fuerte apego o preocupación por objetos inusuales
  • intereses excesivamente circunscritos o Perseverantes

B.4. Hiper o hiporeactividad a los estímulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno; por ejemplo:

  • indiferencia aparente al dolor / temperatura
  • respuesta adversa a sonidos o texturas específicos
  • olfateo o palpación excesiva de objetos
  • fascinación visual por las luces o el movimiento

 

3. Los síntomas han de estar presentes en las primeras fases del periodo del desarrollo

4. Los síntomas causan un deterioramiento significativo en lo social, laboral o en otras áreas importantes del funcionamiento habitual.

5. Las alteraciones no se explican mejor por la discapacidad intelectual o por un retraso generalizado del desarrollo.

autismo_terapia-670xxx80

 

  1. Prevalencia del TEA

Una vez especificados los criterios de diagnostico, hablaremos de su prevalencia.

La prevalencia es la proporción de individuos de una población que presentan el evento en un momento, o periodo de tiempo, determinado y en los últimos años, las frecuencias descritas para el TEA en EEUU y otros países han llegado a cerca del 1% de la población, con estimaciones parecidas en las muestras infantiles y de adultos.  No está claro si las tasas más altas reflejan:

  • la expansión de los criterios diagnósticos del DSM-IV para incluir los casos subumbrales
  • un aumento de la conciencia del trastorno
  • las diferentes metodologías de estudio o un aumento real de la frecuencia del TEA

 

  1. Factores de riesgo y pronóstico del TEA

Los factores pronósticos mejor establecidos para el resultado individual dentro del TEA son la presencia o ausencia de:

  1. una discapacidad intelectual asociada
  2. el deterioro de lenguaje (por ej., un lenguaje funcional al llegar a los 5 años de edad es un buen signo pronóstico)
  3. otros problemas añadidos de salud mental

Por otra parte, la epilepsia como diagnóstico comórbido, se asocia a una mayor capacidad intelectual y a una menor capacidad verbal

3.1 Ambientales

Existen diversos factores de riesgo inespecíficos, como:

  • la edad avanzada de los padres,
  • el bajo peso al nacer, o
  • exposición fetal al valproato que podrían contribuir al riesgo de presentar el TEA

3.2 Genéticos y fisiológicos

Actualmente, hasta el 15% de los casos de TEA parece asociarse a mutación genética conocida, siendo muchas las variantes de novo, del número de copias y las mutaciones de novo en genes específicos que se asocian al trastorno en las diferentes familias

  • Las estimaciones de la heredabilidad del TEA varían entre el 37 y más del 90% basándose en la tasa de concordancia entre gemelos
  • Sin embargo, incluso si el TEA está asociado a una mutación genética conocida, ésta no parece ser completamente penetrante

El riesgo en el resto de los casos parece ser politécnico, quizás con centenares de características genéticas que realizan contribuciones relativamente pequeñas

3.3 Aspectos diagnósticos relacionados con la cultura

Aunque existen diferencias culturales respecto a la normalidad de la interacción social, la comunicación verbal y las relaciones, los individuos con TEA tienen una alteración marcadamente distinta de la normalidad dentro de su contexto cultural. Existen diversos factores culturales y socio-económicos pueden afectar a la edad del reconocimiento o del diagnóstico; por ejemplo, en EEUU pueden producirse diagnósticos tardíos o infradiagnósticos del TEA entre los niños afroamericanos

3.4 Aspectos diagnósticos relacionados con el género

El TEA se diagnostica cuatro veces más frecuentemente en el sexo masculino que en el femenino. En las muestras clínicas, las niñas tienden a tener más probabilidades de presentar discapacidad intelectual acompañante, lo que sugiere que en las niñas sin deterioro intelectual o sin retrasos del lenguaje, el trastorno podría no reconocerse, quizás por ser más sutil la manifestación de las dificultades sociales y de comunicación.

 

 

Materiales consultados:

http://www.medicapanamericana.com/Libros/Libro/4949/DSM5-Manual-Diagnostico-y-Estadistico-de-los-Trastornos-Mentales.html

https://www.psychiatry.org/psychiatrists/practice/dsm

http://www.autismoandalucia.org/images/stories/pdf/DSM5_traducidos.pdf

Artículo: Guía de buena práctica para el diagnóstico de los trastornos del espectro autista, del Grupo de Estudio de los Trastornos del Espectro Autista del Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Sanidad y Consumo, España

Etiquetado , , , , , , ,

La creatividad

Actualmente el panorama económico está cambiando: las empresas no solo buscan gente competente con perfiles altamente formados, con sus estudios y experiencias, sino que también están empezando a valorar las capacidades y las habilidades personales del individuo… y una de las habilidades que más en auge están es la creatividad. Es curioso ¿verdad? Que algo tan abstracto, tan subjetivo, este ganando peso en la selección del personal en las empresas más importantes del mundo.

Y si ahora yo te preguntara ¿sabes que es la creatividad?…  ¿Sabrías que responder?

Las estadísticas dicen que solo 3 de cada 10 personas adultas sabrían responder correctamente y que solo 2 de cada 10 adultos se consideran personas creativas… así que, hablemos de la creatividad.

 

La creatividad como capacidad psicológica

Antes de nada, debemos hacer una aclaración: la creatividad no se enmarca exclusivamente en el ámbito de las artes, sino que en nuestra vida cotidiana. Todo el mundo puede ser creativo si se educa.

Todos los estudios señalan de forma consistente que la creatividad es una capacidad cognitiva presente en todos los hombres y mujeres que no solo involucra funciones intelectuales como análisis, síntesis, razonamiento y reflexión; sino que también interviene de manera importante el campo de la afectividad, la intuición y la apertura a la experiencia (es por este motivo que las empresas están cada vez más interesadas en buscar futuros empleados con un perfil creativo).

Es una forma de pensar cuyo resultado son productos, sean de la naturaleza que sean (artefactos, instrumentos, pintura, ideas), y que tienen a la vez novedad (originalidad, divergente, no previsto, inesperado, antes no existente, desconocido, inédito) y valor (utilidad en su contexto o sociedad, no basta un cambio o una diferencia sino se añade algo superior a lo anterior). Implica la redefinición del planteamiento del problema, para asociar ideas o conceptos,  y así dar lugar a algo nuevo y original, nuevas soluciones.

Algunos rasgos de la personalidad comúnmente presentes en las personas creativas són:

  • Tienen amplitud de consciencia, se sienten capaces de retener lo que han observado y recordar experiencias vividas.
  • De pequeños imitan y tienen interés para aprender y descubrir cosas.
  • Les interesa una gran variedad de proyectos, actividades, ideas y experiencias.
  • Están motivados, entusiasmados, concentrados en la tasca que realizan.
  • Proponen procedimientos fuera de lo considerado común, inusuales.
  • Tienen la habilidad de ver las cosas con nuevos puntos de vista y con una perspectiva más amplia.
  • No son rígidos y aceptan otros puntos de vista.
  • Son sensibles a los problemas, quieren resolverlos y son flexibles a la hora de buscar soluciones (diferentes procedimientos y enfoques)
  • Muchas veces utilizan el humor.
  • Se dan cuenta de las asociaciones y las relaciones de causa-efecto.
  • Tendencia a captar las percepciones irreales y tratar de manera fantástica e imaginativa las tascas.
  • Dar respuestas y comportamientos poco convencionales.
  • Buena imaginación, pensar metafóricamente, flexibilidad, capacidad de tomar decisiones, suportar la novedad, independencia de juicio, pensamiento lógico, encontrar el orden en el caos.
  • Cuestionar las normas, utilizar el conocimiento viejo como base del nuevo, comunicación no verbal i estar alerta y abierto a la novedad.
  • Destreza estética que les permite reconocer los problemas.
  • Curiosidad y perseverancia.
  • Hacerse preguntas y estar abierto a nuevas experiencias.
  • Motivación extrínseca, querer conseguir grandes retos.
  • Tendencia a jugar con las ideas.
  • Valorar la originalidad y la creatividad.
  • Tolerancia a la ambigüedad.
  • Tener autocrítica pero confianza en uno mismo. (Ser crítico en general)

Ser creativo implica ser observador cuidadoso, cuestionador permanente, generador de respuestas, capaz de analizar y verse a sí mismo y el entorno de manera diferente y siempre renovada. Se arriscan, se comprometen, deciden buscar ideas, formas i propuestas nuevas, en cierta manera desafían lo establecido. Ante tantas ventajas, es normal que las empresas se interesen en personas con alta creatividad ¿verdad?

Así terminamos con este post introductorio acerca de la creatividad.  En otros post hablaremos con más profundidad sobre las fases del proceso creativo y los indicadores de la creatividad, además de exponer algunos de sus principales autores.

Referencias

Torre S. y Violant, V. (2003). Creatividad aplicada. Barcelona: PPU/Autores

Marin, R. (1984). La creatividad. Barcelona: Ediciones CEAC.

Chacón Araya, Y. (2005). Una revisión crítica del concepto de creatividad. Universidad de Costa Rica: Revista de actualidades investigativas en educación.

Etiquetado , , , , , , ,

Los antidepresivos

Los antidepresivos son un tipo de psicofármaco que está orientado, principalmente, a tratar la depresión y sus síntomas, ya que estos medicamentos están sintetizados con el objetivo de mejorar la forma en que el cerebro utiliza ciertas sustancias químicas naturales. Debido a las afectaciones que conllevan los trastornos depresivos para la persona que los padece, estos fármacos conllevan importantes impactos químicos y psicológicos/conductuales para el consumidor (como los efectos secundarios no deseados) que se deben tener en cuenta. En este post, trataremos de las acciones farmacológicas de los antidepresivos, de sus principales tipos, usos y efectos secundarios.

Los antidepresivos tienen numeros efectos, tanto deseados como negativos.
Es importante conocerlos para hacer un buen uso.

Los antidepresivos tienen números efectos clínicos deseados, provocando cambios de comportamiento ansiados y tapando parte de los síntomas más negativos de los trastornos depresivos. Sus principales acciones farmacológicas son:

a) Antidepresiva: tal y como indica el propio nombre del fármaco, su principal acción terapéutica está relacionada con el tratamiento de los trastornos depresivos. Sus efectos minimizan los síntomas más negativos de dicho trastorno y sirven para normalizar la vida cuotidiana del que lo toma.

b) Anticolinérgicos: tienen efectos de relajación del sistema nervioso central, de tal modo que afecta al control de las náuseas, vómitos y del temblor muscular típico del síndrome de Parkinson.

c) Sedativa: puede ser beneficioso o indeseado en función de la situación. Los efectos sedativos hacen entrar al sujeto en un estado de relajación y de hipotonía muscular. Además, como pasaba con los ansiolíticos hipnóticos, suelen generar mucho sueño y somnolencia.

d) Analgésica: es el segundo motivo por el que se usan los antidepresivos. Calman o eliminan totalmente cualquier tipo de dolor, ya sea muscular, de cabeza, artritis, etc. Una acción farmacológica muy usada que, junto al efecto sedativo, suele dejar bastante adormecidos a los usuarios de los antidepresivos.

Aunque todos los fármacos generan, con mayor o menor impacto, las mismas acciones farmacológicas, hay 2 grandes familias de antidepresivos a nivel químico: los clásicos, que son los que ya hace tiempo que existen,  los más baratos, con muchos efectos secundarios  poco específicos y los nuevos antidepresivos (más modernos y eficaces).

 

LOS CLÁSICOS

Son los antidepresivos más antiguos. Se caracterizan por tener un uso clínico largamente comprobado y por tener más efectos secundarios negativos que los antidepresivos con una fabricación más moderna. Sus indicaciones clínicas están orientadas hacia depresiones atípicas, trastornos fóbicos y trastornos de dolor crónico. Uso reservado en pacientes que no hayan respondido a otros tratamientos indicado y controlado por psiquiatra.

Los más empleados, en este sentido, son los clásicos antidepresivos heterocíclicos (ADH), destacando los triciclicos (ADT) e inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

Heterociclos

Son los que producen la inhibición de la recaptación de noradrenalina y serotonina. Algunos fármacos también inhiben la recaptación de la dopamina. Tienen una eficacia antidepresiva en un 70% y  reaccionan de forma significativa ante las depresiones graves o moderadas (especialmente cuando hay muchos síntomas biológicos). Además, tienen actividad anticolinérgica que puede dar numerosos efectos secundarios y limita su uso en algunas patologías, como por ejemplo la hipertrofia prostática.

Su nombre proviene de la estructura química de estos compuestos, constituida por tres anillos. La acción de estos fármacos consiste en la inhibición de la recaptación de monoaminas, fundamentalmente noradrenalina (NA) y 5-hidroxitriptamina o serotonina (5-HT), a nivel de las terminaciones sinápticas. Para ello, tiene lugar una unión especifica del fármaco a nivel de membrana presináptica, que bloquea el mecanismo de transporte la amina. Cada fármaco posee su propia afinidad por los transportadores de unas u otras aminas, siendo los fármacos más modernos más selectivos para la 5-HT. De esta forma, aumenta la tasa de aminas en la hendidura sináptica, manteniéndose su acción sobre los receptores específicos, tanto pre como postsinápticos.

Los principales heterociclos con altos índices de eficacia son los Tricíclicos, fármacos como la Amitriptilina (Typtizol), la Clomipramina (Anafranil) y la Imipramina (Tofranil) y los Tetracíclico / bicíclicos, destacando la Maproptilina (Ludiomil) y la Mianserina.

Entre sus principales efectos secundarios destacamos sequedad de boca y mucosas, estreñimiento, visión borrosa, taquicardia, retención urinaria, estados confusionales, trastornos de memoria, concentración, sedación excesiva y retención hídrica y hambre (lo que provoca un aumento de peso), hipertensión ortostática (mareo al levantarse), intolerancia gástrica y disfunciones eréctiles.

IMAO

Son los que producen la inhibición de la monoaminooxidasa. La inhibición de la IMAO conlleva un aumento de las monoaminas cerebrales (serotonina, noradrenalina y dopamina). Ahora mismo tienen pocos usos, ya que algunos de sus efectos secundarios son muy graves. Presentan muchas interacciones con fármacos y sustancias presentes en la dieta y pueden aparecer crisis hipersensibles graves.

Los IMAO se caracterizan también por una notable absorción oral y fenómeno de primer paso hepático, si bien este mecanismo puede ser saturable, por lo que habría que aumentar la dosis para incrementar el efecto clínico.

La dosificación del fármaco antidepresivo en los cuadros dolorosos debe ser cuidadosa, buscando la mínima dosis eficaz, por lo que hay que comenzar siempre con dosis bajas, para luego ir incrementándola progresivamente. Si no se obtiene resultado con estas pautas, sería necesario asociar otro fármaco o cambiar de antidepresivo.

Entre sus efectos secundarios destacamos problemas gastrointestinales (náuseas, diarreas), cefaleas (dolores de cabeza), disfunciones sexuales, pérdida de peso, insomnio. También produce hipotensión ortostática, ciertos efectos anticolinérgicos moderados y la reacción tiramínica derivada de su ingestión.

Una sobredosis de este tipo de fármaco puede llevar a la muerte.

LOS NUEVOS

Selectivos

Sólo afecta a un neurotransmisor concreto. Por su especificidad al trabajar sobre el neurotransmisor determinado y sus implicaciones químicas, distinguimos entre los antidepresivos llamados Inhibidores selectivos receptores de la serotonina (ISRS) y los Inhibidores selectivos receptivos de la noradrenalina (ISRN).

En general, los antidepresivos selectivos tienen una eficacia similar a la de los tricíclicos pero cuentan con un perfil de efectos secundarios más benigno. Además, son menos tóxicos que los clásicos en el caso de la sobredosis y esto es muy importante en los pacientes con riesgo de suicidio. Entre sus principales efectos secundarios destacamos la sequedad de boca, taquicardias, hipertensión arterial, ansiedad / agitación disfunciones sexuales, pérdida de peso, insomnio.

Sus indicaciones clínicas están orientadas hacia los trastornos depresivos, los trastornos obsesivo-compulsivo (TOC), la bulimia nerviosa, el dolor crónico y distintos trastornos fóbicos (agorafobia / fobia social/ ansiedad generalizada).

Los principales antidepresivos selectivos usados en el mercado actualmente son la Paroxetina (Frosinor), la Fluoxetina (Prozac), la Fluvoxamina (Dumirox), la Citalopram (Prisdal, Seropram), la Reboxetina y la Escitalopram (Esertia, Cipralex).

No selectivos

Estos antidepresivos se incluyen dentro de la clasificación de los nuevos pero afectan a más de un neurotransmisor, generando más efectos secundarios, de modo que comparten muchas de sus características con los con los heterocíclicos. Podemos distinguir tres tipos: los Inhibidores de la noradrenalina y serotonina (IRNS), los Inhibidores reversibles de la MAO-A (RIMA) y los noradrenérgico parciales.

Sus indicaciones clínicas están orientadas hacia depresiones, trastornos fóbicos/ansiosos y trastornos de dolor crónico. Y de sus principales fármacos destacamos la Venlafaxina (inhibidores recaptación noradrenalina y serotonina ISNS), que participa en la recaptación de noradrenalina y serotonina.

 

Referencias:

http://www.psiquiatria.com/tratamientos/antidepresivos-clasicos-perfil-farmacologico-y-utilizacion-en-el-tratamiento-del-dolor/#

http://tratado.uninet.edu/c100301.html

http://www.ugr.es/~cts131/esp/guias/GUIA_DEPRESION.pdf

http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/diseases-conditions/depression/treatment/types-of-antidepressants.html

https://www.uam.es/departamentos/medicina/farmacologia/especifica/F_General/FG_T26.pdf

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/antidepressants.html

http://www.sepsiq.org/file/Royal/1-Antidepresivos.pdf

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

¡Deja que fluya!

¿Has notado alguna vez que viajas sobre una nube? ¿Nunca te ha pasado que disfrutas tanto de una actividad que en ese momento no existe nada más que el presente? ¿Conoces esa sensación en que notas que todo te va a salir bien? Ese bienestar, en el que el tiempo parece que vaya a cámara lenta, pero en verdad ha pasado más de dos horas… ¿Has vivido nunca  ese momento en el que rindes en el trabajo a niveles increíbles pero al mismo tiempo sientes una calma y una tranquilidad enormes?

Se trata de un estado mental en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. El psicólogo Mihály Csíkszentmihályi, en 1975, describió este estado como flow (fluir/fluido) y se caracteriza por ser un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad.

La teoría de Csikszentmihalyi ha ido cogiendo peso dentro de la psicología hasta el punto en el que, hoy en día, es considerada una de las principales teorías sobre el comportamiento humano y la motivación personal. Es por este motivo que se suele utilizar como estrategia de aprendizaje y de entrenamiento para el desarrollo de uno o más talentos, tanto en el ámbito individual como el de los trabajos en grupo.

Hablemos claro: ¿Qué es una situación de flujo? Principalmente, se trata de un momento de trabajo y lucidez en el que hay:

    • Una situación de reto o desafío.
    • Una focalización de la atención en la acción.
    • Unas metas claras.
    • Una retroalimentación sobre la acción.
    • Unos sentimientos de control.
    • Despreocupación sobre uno mismo.

 

Os dejamos un video en el que él mismo nos explica parte de la teoría del Flow

 

En un momento de flow, somos capaces de vivir plenamente en ese momento, llenándonos de satisfacción. Pero no nos engañemos: aunque sea un momento genial y no nos demos cuenta, nos estamos esforzado enormemente en dicha actividad y eso se traduce en que vayamos aumentado progresivamente nuestra pericia, que a su vez, es la causante de que tengamos sensación de confianza y control sobre aquello en lo que estamos trabajado.

Sabiendo todo esto, lo interesante seria que fuésemos capaces de poder entrar en un estado de fluir a voluntad, según más nos convenga. Así que… ¿Cómo lo hacemos para poder generar este momento de flow?

Pues la verdad es que estos momentos de fluidez no se pueden componer a voluntad, ya que aparecen/desaparecen en función de tu propio estado anímico. No obstante, sí que hay una serie de características que suelen favorecer y predisponer la aparición de un estado de fluidez. Según Csikszentmihalyi, los componentes que predisponen a generar  una experiencia de flujo son los siguientes:

a) La actividad debe de suponer un desafío: si la actividad es demasiado sencilla, el usuario se aburrirá y pondrá punto y final a la actividad antes de lograr el objetivo deseado.

b) La actividad no debe ser demasiado complicada. Tiene que ser una habilidad accesible. Poner el listón demasiado alto termina por producir frustración/estrés en el usuario

Debemos buscar el equilibrio entre el nivel de desafío y el nivel de habilidad del que disponemos

 c) Las metas deben estar diseñadas de manera más clara posible. Así, el usuario las percibirá con facilidad e identificará que los objetivos son alcanzables.
d) Es necesario que el usuario reciba un feedback que le ayude a identificar sus logros y sus derrotas, a la vez, la información aportada por el usuario servirá para identificar posibles mejoras en las estrategias de ejecución.

En cualquier de los casos, al cuerpo le gusta entrar en estado de fluidez, ya que le generar algunos efectos sensoriales y perceptivos que son agradables. Uno de sus grandes efectos es la fusión de la acción y la conciencia, donde la conciencia se reduce a la actividad y se termina desarrollando de manera automática, sin pensar en ella. Otro de sus efectos es la distorsión del sentido del tiempo, donde la entrega y la motivación con la que el usuario desempeña la actividad hacen que pierda el control del tiempo que está invirtiendo en dicha actividad.  Incluso puede llegar a haber una pérdida de la autoconciencia, cuándo el usuario logra sumergirse en la experiencia y se olvida del entorno para centrarse únicamente en la actividad que esta desarrollando con absoluta dedicación y total motivación.

Así que ya lo sabes, entrar en un estado de flow es beneficioso para la psique y el aprendizaje. Cuando llegues a este estado ¡deja que fluya!

 

Referencias

http://www.wonnova.com/blog/la-teoria-del-flujo-o-como-hacer-que-el-usuario-no-se-aburra-201211

http://reme.uji.es/articulos/agxfee4470103100/texto.html

http://www.crecimientopositivo.es/portal/teoria-de-la-experiencia-optima-o-flow

http://www.iepp.es/es/teoria-del-flow.html

http://www.eduardpunset.es/418/charlas-con/la-felicidad-es-un-estado-de-flujo

Etiquetado , , , , , , ,

¿Por qué somos curiosos?

¡Aaaah la curiosidad! Mucha gente piensa  que es algo que se debe a la personalidad de cada uno… pero ¿y si todos tuviésemos una predisposición hacía ella?

La curiosidad es la intención de descubrir algo que uno no conoce. Dicha voluntad suele enfocarse a cosas que a la persona no le afectan o que, supuestamente, no le tendrían que importar. Suele considerarse que la curiosidad constituye una conducta natural, compartida por el ser humano y los animales. En el caso de las personas, entran en juego diversos factores psicológicos y emocionales que llevan a un individuo a la búsqueda de información para saciar su interés por ciertos datos o para confirmar alguna creencia. Gracias a la curiosidad, las personas interactúan con otros sujetos y con el entorno en general.

¿Y si todos nacemos curiosos por naturaleza?

Al ser algo tan básico, las personas siempre hemos tenido interés en indagar de dónde viene la curiosidad, que es lo que la genera y mantiene, así como de qué modo nos afecta y regula nuestro comportamiento. Y es, a raíz de esto, que encontraron el gen de la curiosidad.

Antes de centrarnos en la investigación del gen y en sus descubrimientos, hace falta poner un poco de contextos teórico. Como ciencia biológica y social, la psicología sigue la las corrientes de pensamiento basadas en la epigenética, donde el entorno y su adaptación a él modifica parte de la expresión final de los caracteres del genoma. Así pues, aunque en este post nos centraremos en los efectos biológicos del gen, siempre partimos del postulado teórico en el que todos tenemos este gen pero lo manifestamos de distintos modos y con diferente intensidad según nuestras vivencias y experiencias personales. Aclarado esto, vamos a centrarnos en el gen de la curiosidad.

En 1999, cuatro científicos de UC Irvine publicaron un artículo titulado “La migración de la población y la variación de la dopamina D4 receptor (DRD4): Las frecuencias de alelos Alrededor del Mundo “, que exploró los patrones de migración y la distribución de la reserva genética en los seres humanos prehistóricos. Originalmente estaban investigando los vínculos entre el receptor de dopamina (DRD4) y el Trastorno por Déficit de Atención pero mientras realizaban el estudio descubrieron otra correlación: la gente con los genes DRD4 poseen una tendencia natural a la búsqueda de emociones y a la exploración de nuevos entornos, además de favorecer los aprendizajes en edades tempranas.

Algunos años más tarde David Dobbs hizo su propia investigación/revisión del artículo de UC Irvine, encontrando nuevos datos interesantes a tener en cuenta, hasta el punto de llamarlo “el gen del viaje”. Por lo visto, en la especie humana, el gen DRD4 puede presentar una pequeña mutación llamada 7R que provoca una potenciación de sus efectos. Hace que las personas  se vuelvan más propensas a tomar riesgos, aumentado sus ganas de explorar nuevos lugares, descubrir y generar nuevas relaciones sociales, experimentar nuevas sensaciones (nuevos sabores, nuevas culturas, probar drogas, etc.), incrementar la aproximación hacía el sexo contrario, etc. Se calcula que, aunque esté presente en todas las personas,  sólo el 20% de la población tiene altos niveles de DRD4 7r en su mapa genético.

gen1

El R7 vendria a ser una mutación en la parte del gen responsable del DRD4

En conclusión, este gen parece tener la capacidad de regular químicamente el nivel de curiosidad de las personas y de activar en mayor o menor medida la sensibilidad a los estímulos externos, de modo que la pasión por los cambios, por la exploración de nuevas metas o el interés hacia cosas distintas parece ser obra de este gen.

Referencias en castellano

http://www.amazings.com/ciencia/noticias/070607b.html

http://www.clarin.com/buena-vida/salud/viajeros-natos-escrito-ADN_0_1315668652.html

http://www.minutouno.com/notas/33211-encontraron-un-gen-la-curiosidad-pajaros-cantores

http://definicion.de/curiosidad/

 

Referencias en inglés

http://elitedaily.com/life/culture/wanderlust-gene-people-born-travel/953464/

http://news.bitofnews.com/the-wanderlust-gene-why-some-people-are-born-to-travel-all-over-the-world/

Etiquetado , , , , , , ,

La psicopatologia de Batman

Hace unos días salió en los cines Batman vs Superman: Dawn of Justice y des de Ciencia Políticamente Incorrecta pretendemos aprovechar esta ocasión para tratar una cuestión de la que siempre hemos querido hablar: la psicopatología de Batman.

Este justiciero uniformado que lucha contra el mal repleto de gadgets y que lleva una doble vida como playboy multimillonario fue creado por Bob Kane el 1939 y es tan célebre que forma parte de nuestra cultura popular, de modo que nos saltaremos la introducción del personaje. Porque claro… ¿quién no conoce a Batman?

Lo singular de la historia del mundo de Bruce Wayne, más allá de que es un ser humano sin súper poderes (el dinero no lo tendremos en cuenta), es que posee villanos excelentemente construidos. Los principales malvados de estas tiras cómicas se caracterizan por ser personajes amorales, muy próximos a la locura: el ejemplo más claro es el caso del Joker, pero también podemos encontrar a Dos Caras, el Espantapájaros o el Sombrerero Loco (por no hablar de todos los lunáticos que podemos encontrar en el Manicomio de Arkham). Ante estos villanos, Batman suele presentarse como una fuerza del orden y del control inalterable, él único capaz de contener toda esta barbarie y locura… pero ¿realmente esta tan cuerdo como parece?

Antes de empezar con toda la psicopatología que acompaña al personaje, hace falta hacer un breve resumen de su historia y desarrollo a lo largo de los años. A menudo, la gente no suele saber que el personaje de Batman ha ido evolucionando con el tiempo: empezó siendo una especie de “La máscara del Zorro”, un justiciero que hacia políticas económicas favorables para los más necesitados y que luego se disfrazaba para poder luchar contra la ley desde el anonimato. Después, cogió un aire más de parodia cómica, donde se ponía a Batman como ejemplo de lo ridículos que pueden llegar a ser los superhéroes… esto casi consigue liquidar su carrera como figura de acción pero Denny O’Neill termino por conseguir que la historia de Batman regresa a sus orígenes. Finalmente Frank Miller, con El regreso del Caballero Oscuro, concluye por cimentar el Batman que todo el mundo conoce hoy día: oscuro, frio, poderoso, calculador y incluso un poco psicótico.

En este post se tiene en cuenta la personalidad del protagonista post Denny O’Neill, donde Batman es una figura torturada, sombría y nocturna. Así pues, aunque los Batman de Tim Burton, Christopher Nolan o Zack Snyder pueden resultar interesantes, no son los que trataremos aquí: la psique que conoceremos es la de los comics. Concretamente nos centraremos en las obras de autor como las de Frank Miller, Jeph Loeb y Tim Sale o Alan Moore, que son los responsables de haber transformado a Batman de esto

    batman-comic-cover-19   

 

a esto

    

Se nota la diferencia, ¿verdad?

Ahora que ya hemos contextualizado a Batman, vamos a centrarnos en su perfil psicológico: un niño, hijo único de una familia compuesta por padre y madre biológicos con relación estable, ve morir asesinados a sus progenitores a manos de un delincuente que los estaba atracado. Este niño pasa a ser criado por el viejo mayordomo de la familia, que hace a la vez de tutor legal y de figura paterna. El crío crece profundamente marcado por este acontecimiento, orientado todos sus esfuerzos y energías a encontrar métodos de “restablecer la justicia”, hasta el punto de que al llegar a su madurez lleva años de formación y de obsesivo entrenamiento en las practicas del combate cuerpo a cuerpo, además de haber desarrollado unas aptitudes físicas extraordinarias.

Al ser un sujeto con uso de razón y con consciencia de las normas sociales, Bruce Wayne rápidamente se da cuenta de que su idea de “aplicar justicia” (meterle una paliza padre a cualquier persona que haya quebrado la ley) no solo es ilegal, sino que le puede repercutir seriamente de forma negativa a su modo de vida. Para poder seguir con sus actividades de justiciero, se disfraza de murciélago negro todas las noches y se dedica a pelear a brazo partido contra delincuentes, construyendo su alter ego Batman para poder operar des del anonimato.

No hace falta fijarse mucho para darse cuenta de que Bruce Wayne tiene problemas psicológicos severos: se ha sentido desatendido a nivel emocional por toda su familia des de la muerte de sus padres (trastorno reactivo de la vinculación de la infancia), aun de adulto sigue reviviendo constantemente el asesinato de sus padres en forma de visiones o pesadillas recurrentes (trastorno por estrés postraumático), nunca ha sido capaz de aceptar que la muerte de sus padres es un hecho inevitable, incapaz de solucionar (duelo patológico), es incapaz de establecer nuevos vínculos sociales y/o emocionales duraderos con otras personas (trastorno disocial)  y frecuentemente lleva a cabo violentas peleas físicas con terceras personas que no conoce de nada sin sentir remordimiento alguno, además de ser incapaz de adaptarse a las normas sociales o de respetar la ley (trastorno antisocial de la personalidad/psicopatía).

En base a todo lo dicho anteriormente, podemos dejar claras un par de cuestiones: el personaje de Bruce Wayne es un individuo atormentado por sus propios fantasmas del pasado, incapaz de superar sus traumas y de reconstruir su vida a través de nuevos seres queridos. Es un ser consumido por la rabia, obsesionado en ejecutar su venganza contra todo aquel símbolo, acto o persona que le haga conectar con su dolor. Él no busca ayudar a los demás ni mejorar sus vidas… lo suyo, más bien, es un mecanismo para desatar su ira contenida, una especie de ritual para liberarse temporalmente de todo este sufrimiento que lo abruma y que le impide poder llevar una vida normal. En este sentido, Batman no es un héroe, no es un justiciero: es un psicópata violento y antisocial profundamente perturbado.

Si realmente quisiera ayudar a las personas, si su objetivo real fuera erradicar el crimen y salvaguardar la seguridad de Gotham, Bruce Wayne podría optar por otras vías de escape más allá de ser Batman, ya que Industrias Wayne tiene una riqueza valorada en $9.8 billones de dólares.

Podría invertir gran parte de ella en promover ayudas sociales, crear puestos de trabajo competentes, abrir nuevas líneas comerciales más justas con países con dificultades económicas, ayudar a los más necesitados, subvencionar asistencias a terceros, aprovechar el poder de su macroempresa para beneficiar y proteger a nivel legal a las microempresas de Gotham… pero no: su idea de ayudar a los demás es gastarse inmensas cantidades de dinero en nuevos juguetes, como el Batmóbil, el Batplano, guaridas secretas, armaduras, ordenadores, armas cuerpo a cuerpo, etc. para poder enfrentarse al nuevo villano de turno. Es cierto que la Fundación Wayne ayuda regularmente al Orfanato de Gotham, pero este gesto es muy poco comparado con todo el bien que podría llegar a hacer.

También podría ser que esta opción sea rechazada por el propio Wayne por considerar “inútil”  (quiero decir: en la vida real hay millonarios que apoyan económicamente a causas justas y no por ello ha desaparecido el crimen) pero eso no quiere decir que disfrazarse de murciélago sea la única opción para combatir los problemas de Gotham. Con su dinero, influencia y recursos podría fundar una corporación legal de vigilancia, crear su propio departamento reglamentario de policías y agentes de la ley libres de corrupción o incluso crear una organización privada de profesionales que se dedicaran a atacar sistemáticamente a las redes y organizaciones criminales hasta erradicarlas de su ciudad.

Incluso podría haber hecho terapia, afrontar sus problemas y vivir de lujo gracias a su empresa, creando una nueva familia que le amará, que le hiciera feliz. Pero si hiciera esto ¿en qué momento tendría la oportunidad de descargar sus puños contra los matones?

Insisto: Batman es un alter ego que ha sido creado por Bruce Wayne como herramienta para poder descargar su furia y angustia contra aquellas personas que le recuerdan a sus traumas. Incluso estando rodeado de héroes en la Liga de la Justicia es incapaz de ver la bondad de sus compañeros y tiene un plan específico para poder enfrentarse a cada uno de ellos en combate individual. No importa que, por ejemplo, Superman sea el individuo que más bien ha creado en toda la historia de la humanidad; Batman ya se ha gastado una fortuna en tener un arma de kriptonita a su disposición para poder matarlo “en caso de que se descontrole” (¿no podría haberse gastado ese dinero en reformar y reforzar la prisión de Gotham? ¡Aquello parece una aduana!).

Bruce Wayne es un individuo atormentado por sus propios fantasmas del pasado

Puede que algunos lectores aún no se hayan convencido con estos argumentos ya que Batman, a su modo, lucha contra el crimen sin hacer daño a la gente en exceso. Pero esto no es del todo cierto, ya que luchando contra los criminales les suele dejar en estados realmente lamentables: des de ponerlos en silla de ruedas de por vida, paralíticos, con secuelas físicas/mentales hasta llegar a dejarlos en estado comatoso permanente (situaciones que, en nuestra opinión, generan más dolor y sufrimiento que el hecho de morir) pero en algunas ocasiones Batman pierde el control de su ira y, sin hacerlo intencionalmente, termina por matar al delincuente. Es decir, Batman no mata por puro complejo, por una sensación de superioridad moral y no por ser el hecho de ser bueno.

Me encanta Batman. Es uno de mis personajes de ficción favoritos y lo es, precisamente, por esta aura oscura y salvaje que le rodea. La capacidad de poder estar siempre un paso por delante, su estoicismo, la frialdad implacable con la que rompe huesos y envía a matones al hospital sin despeinarse, su gran talento al luchar contra locos de la talla del Joker. Y, al igual que a mí, a mucha gente le gusta este personaje precisamente por esto.

Pero con todo, sus acciones son moralmente cuestionables. Aunque termine por hacer el bien, eso no quita el hecho de que sea una persona verdaderamente trastornada. ¿Si el objetivo de su rabia no fueran los criminales y, en vez de esto, le rompiera la cara indiscriminadamente a cualquier persona que se le pase por delante… seguiría siendo un héroe?

 

Referencias:

Clásicos del Cómic Batman – Bob Kane, de Panini Comics, Editorial Panini 2004

Batman: La Saga de Ra’s Al Ghul, de Dennis O’Neil, Planeta DeAgostini Cómics 2005

Batman: El Regreso del Caballero Oscuro, de Frank Miller, ECC Ediciones 2012

Batman: Año Uno, de Frank Miller, ECC Ediciones 2012

Batman: El Largo Halloween, de Jeph Loeb y Tim Sale, ECC Ediciones 2013

Batman: La Broma Asesina, de Alan Moore, ECC Ediciones 2013

 

Links de trastornos y patologías:

http://www.psicomed.net/dsmiv/dsmiv1.html

http://www.psico-web.com/psicologia/psicopatia-trastorno_antisocial-02.htm

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Qué es la Psicología del Deporte?

Futbol, baloncesto, tenis, ciclismo, natación, motociclismo…. En todos los deportes alguna vez hemos oído frases como “el equipo hoy se encuentra motivado y tiene opciones de ganar”, “perdí el punto por falta de concentración”, “estudio a sus rivales, antes de escaparse para conseguir la victoria”, “visualizó la trayectoria antes de efectuar el golpe”… Cantidad de ejemplos vinculan con o sin intención el deporte con la psicología. Y es que probablemente, el deporte es el fenómeno social más importante e influyente del siglo XX y de esta pequeña parte del siglo XXI en el que vivimos.

El deporte, en más o menos cantidad y frecuencia afecta a la vida de las personas, ya sea desde una óptica interna; como practicantes, entrenadores, árbitros o jueces y/o directivos, como desde un punto de vista más externo; como los profesionales de las CAFD (Ciencias de la actividad física y del deporte), espectadores y/o aficionados (Cruz, J. 2001). Los procesos psicológicos básicos (la atención, la percepción, el aprendizaje, la memoria, el pensamiento, el lenguaje, la motivación y la emoción) así como también los procesos psicológicos superiores (la abstracción, el pensamiento, el lenguaje, la toma de decisiones, la actitud y la imitación) están presentes en cualquier situación deportiva de cualquier deporte. Entonces no es nada extraño que las interacciones que se producen y/o desarrollan en los contextos deportivos, tengan o despierten un cierto interés des de un punto de vista psicológico, debido a la interacción que se produce de los procesos psicológicos básicos y superiores, en dichas situaciones deportivas.

La PAFD (Psicología de la actividad física y del deporte), se ocupa del estudio del comportamiento humano en el ámbito de la actividad física y del deporte procurando el desarrollo de las personas que intervienen en estos contextos tanto en su maduración personal como en su rendimiento.  Como ciencia psicológica la PAFD se sitúa en el ámbito aplicado de la psicología, recibiendo aportaciones de disciplinas “hermanas” como son la psicología clínica, la psicología del aprendizaje, la psicología de la motivación, la psicobiología, la psicología del desarrollo o la psicología de la educación, entre otras. La labor de la PAFD es aportar estos conocimientos para una mejor comprensión e intervención en el contexto de la actividad física y el deporte (Dosil, J. 2003).

Las demandas y necesidades que tienen los deportistas y las personas relacionadas con el contexto deportivo cuando acuden a un profesional de la PAFD, gira siempre en torno a dos posibilidades de servicio; se suele acudir a la figura del Psicólogo del deporte cuando se tiene un problema, o la otra posibilidad, para entrenar habilidades y / o capacidades que permitan mantener o aumentar el rendimiento. Dosil (2003), clasifica estas dos posibilidades de servicio en 3 niveles diferentes de intervención/asesoramiento/ formación, siendo el primero el más superficial y el tercero el más profundo:

NIVEL 1: Resolución de problemas. Por ejemplo, problemas para dormir antes de las competiciones, en este caso se enseñaría una técnica de relajación que sea efectiva y el deportista pueda solucionar el problema.

NIVEL 2: Entrenamiento mental básico. Estrategias psicológicas que permitan rendir mejor. Por ejemplo, se utiliza para prevenir problemas, dotando al deportista con un conjunto de habilidades para dormir bien antes de la competición, para controlar su nivel de activación, para mantener la concentración, etc.

NIVEL 3: Alto rendimiento mental. Conseguir el máximo control mental del deportista. Por ejemplo, como tener la capacidad de dormir en cualquier situación aunque tenga un compañero que ronque, haya ruido en la calle, tenga poco tiempo, etc. Sin embargo, este tercer nivel, debido a la implicación que supone por parte del deportista y también su coste a largo plazo, no es un servicio muy frecuente.

Los niveles 1 y 2 son los más conocidos y la mayor parte de la literatura hace referencia a ellos, asumiendo que los deportistas acuden al Psicólogo del deporte, para solucionar problemas personales o deportivos, o para entrenar habilidades que les permitan mantener o aumentar su rendimiento. La limitación de estos niveles está en el hecho de que sólo se consigue cierta mejora, siendo la psicología un elemento que complementa, en el caso del deportista, por ejemplo, su preparación física y le ayuda a tener más bienestar y calidad de vida.

didacmembri@gmail.com
@DidacPsiSport
Etiquetado , , , , ,

Los anillos de Saturno

Los anillos de Saturno son bien conocidos por todos, ya que es aparentemente la mayor peculiaridad de dicho planeta. Intentaremos explicar qué son estos anillos, por qué hay varios y como se formaron. A tener en cuenta que otros planetas poseen anillos, como Júpiter, aunque son muy tenues y prácticamente inapreciables.

Los anillos están formados por una gran cantidad de partículas independientes, lo que llamaríamos vulgarmente rocas. Estas rocas orbitan individualmente al planeta, como si de pequeños satélites se trataran. Esta propiedad, que parece muy obvia, tardó siglos en comprenderse desde que Galileo descubriera los anillos.

Podemos entender pues, que los anillos no son inmóviles, sino que van girando alrededor del planeta. Sin embargo son bastante homogéneos por lo que no podemos apreciar dicho giro simplemente observando el espectro visible. Se puede detectar que los discos están en movimiento, usando el efecto doppler. Este método es usado también para analizar la velocidad relativa (respecto a nosotros) de otras estrellas, y fue fundamental a la hora de elaborar la ley de Hubble (la ley que explica que el universo está en constante expansión).

saturn_rings_l

Los tres mayores anillos de Saturno, y algunas divisiones.

Tenemos dos discos principalmente, el A y el B. Existen otros discos como el C, el D, el E, el F y el G. El anillo A está en la parte exterior y los B y C en la interior, siendo los de mayor tamaño. Los E, F y G se encuentran más al exterior del anillo A, justo en el extremo final, y son muy estrechos y pálidos. El D es el más interior, seguido del C y el B.

El anillo F es muy estrecho, en parte debido a los satélites Pandora y Prometeo. Dichos satélites “moldean” el anillo, mediante su gravedad, atrayendo la materia del disco hacia ellos. Estos satélites reciben el nombre de satélites pastores, y crean frecuentemente ondas en el disco qué orbitan. Existen otros satélites de esta clase en el sistema solar, como por ejemplo la luna Galatea en Neptuno. Estos satélites pueden estar situados en las llamadas divisiones. Son zonas sin materia, entre discos.

5648_13069_1

La luna Dafne, creando olas en el anillo A de Saturno

Vamos a entender como se forma un anillo planetario. Hay un fenómeno por el que se forman dichas estructuras, y consiste en el de una cantidad de materia cruzando el límite de Roche de un cuerpo. Existen fuerzas de marea que ejerce un cuerpo masivo sobre otro. Estas fuerzas no son otra cosa que la diferencia entre la fuerza (gravitatoria) que recibe una cara de dicho cuerpo, la más cercana, frente a la más alejada. Este fenómeno ocurre por ejemplo entre la Tierra y la Luna. No debe confundirse con las mareas en si, que en su mayoría vienen dadas por la atracción de la Luna sobre los océanos, que al ser fluidos pueden concentrarse más en una cara del planeta que en otra (la tierra firme lógicamente no tiene esa capacidad).

roche-rings

El límite de Roche, un satélite/planeta superándolo.

Llega un punto en que las fuerzas de marea son más intensas que la fuerza de gravedad que mantiene a dicho objeto unido. Como sabemos, cuanto menor es la distancia, mayor es la fuerza de la gravedad. Entonces la distancia y la masa del objeto que ejerce la fuerza y el que la recibe, son las variables principales para obtener el límite de Roche. Cuando, pongamos, un satélite supera el límite de Roche de su planeta, este empieza a perder su forma y a desgarrarse. El resultado final es un disco de polvo y rocas, como los de Saturno.

Etiquetado , , , , , , , , ,